Departamento de Tecnologías Industriales

Facultad Tecnológica
Universidad de Santiago de Chile

Egresado de la Facultad Tecnológica se adjudica fondos CORFO para trabajar con paneles fotovoltaicos

Oct
3
2017
El profesor y estudiante del magíster en Gestión de la Innovación y el Emprendimiento Tecnológico de la Facultad Tecnológica, habla sobre la adjudicación del fondo From Lab To Market de CORFO, y la importancia de motivar a los estudiantes a participar en iniciativas destinadas a promover el emprendimiento y la innovación.

Para Leandro Ampuero el estudio y la innovación han formado parte clave de su desarrollo como persona y como profesional. Entró a estudiar Tecnología en Telecomunicaciones el año 2011, luego realizaría una prosecución de estudios para obtener el título de Ingeniero en Ejecución en Electricidad, seguiría con el Diplomado en Gestión y Administración de Redes de Datos, impartido por el Departamento de Tecnologías Industriales, y actualmente se encuentra en proceso de su tesis del Magíster en Gestión de la Innovación y el Emprendimiento Tecnológico de la Facultad Tecnológica.
 
En estos más de seis años de estrecho vínculo con la Universidad de Santiago como su casa de estudios y actual lugar de trabajo, no sólo se ha dedicado a estudiar y perfeccionarse profesionalmente, sino que vio en el área del emprendimiento una oportunidad para comenzar a desarrollar proyectos con futuro.
 
Es así que a raíz de su tesis de Ingeniero, y a su interés personal en el ámbito de la energía solar, surgió la idea de trabajar en un sistema automatizado de limpieza para paneles fotovoltaicos. El año 2014 postularía a la primera etapa de los Fondos de Valorización de la Investigación Universitaria (VIU) de CONICYT, fondo que le entregaría 2 millones de pesos y le permitiría realizar un plan de trabajo y un plan de negocios para su emprendimiento.
 
“Después de la adjudicación de esa primera etapa, postulé a la segunda etapa de los VIU, que consistió en la entrega de 24 millones de pesos entregados por CONICYT. Con esos 24 millones que también nos adjudicamos pudimos realizar el primer prototipo funcional de nuestra idea”, menciona.
 
Respecto a la idea, menciona que el norte de Chile cuenta con condiciones específicas que afectan el funcionamiento de las plantas de paneles fotovoltaicos; esto debido al viento, el polvo y las condiciones climáticas extremas. De esta forma, para solucionar este problema el sistema automatizado de limpieza se enfoca en mejorar el proceso.
 
“Actualmente la mantención que se les hace, en cuanto a limpieza, es a través de sistemas manuales, es decir, personas que tienen que ir directamente a la planta y limpiar. Esto conlleva problemas que tienen que ver con el capital humano y el riesgo asociado”. Y agrega: “Esta solución automatizada te entrega un equipo que va a limpiar 150 paneles aproximadamente, y va a estar programado para que haga la limpieza, regrese a su posición ideal y no necesite a ninguna persona”, señala.
 
La adjudicación de este fondo de 24 millones significaría el puntapié inicial del proyecto, y daría paso a la postulación y adjudicación del fondo From Lab to Market, iniciativa de CORFO que busca brindar apoyo con financiamiento, redes internacionales y asesorías a emprendimientos de alta tecnología.
 
El apoyo, coordinado y entregado por Innovo Usach, recibió este año 2017 más de 170 proyectos a nivel nacional, de los cuales fueron preseleccionados 15 para participar en talleres, y finalmente seleccionados 9, a quienes se les entregará 10 millones de pesos, correspondiente a la primera etapa del fondo.
 
Como señala Leandro, la iniciativa consta de tres etapas distintas; la primera consiste en la entrega de 10 millones de pesos para los primeros cinco meses con el fin de afinar el proyecto, plan de marketing y lograr las primeras ventas. La segunda etapa entrega 20 millones de pesos para ir trabajando en el “escalamiento” del producto, definiendo formas de producción y reducción de costos. Finalmente la última etapa del fondo consiste en la entrega de 30 millones de pesos, con el objetivo de internacionalizar el emprendimiento y llevarlo fuera de Chile.
 
“Lo que hace este fondo es ratificar el trabajo que se ha estado haciendo con todo el equipo, y que está teniendo sus frutos. Lo que se hizo, se hizo bien y sentimos la seguridad de que vamos por buen camino”, destaca.
 
Respecto al equipo que integra este proyecto, comenta que está compuesto por Ignacio Díaz, Tecnólogo en Telecomunicaciones de la Facultad Tecnológica, Ingeniero en Ejecución en Electricidad y profesor por hora del Departamento de Tecnologías Industriales; Bárbara Marambio, estudiante de la Facultad de Ciencias de esta casa de estudios, y Luis Rivera, académico y jefe de carrera de Tecnología en Telecomunicaciones.
 
Para Leandro, el apoyo entregado por la carrera de Telecomunicaciones de la Facultad ha sido clave en la motivación y en el atreverse a participar de estas instancias, destacando el apoyo que entrega este plan de estudios, en materia de investigación, a sus estudiantes.
 
“La carrera ha sido súper abierta a este tema de los proyectos, considerando que esta también es una forma para desarrollarse. El Departamento avala estas iniciativas y se está viendo un aumento en los niveles de proyectos PID, en la cantidad de estudiantes que está postulando a fondos actualmente. Hay más motivación por parte del estudiantado por participar en talleres e iniciativas, y hay un poco más de recursos y equipamiento para que puedan seguir desarrollándose”. Y agrega: “El ir por el camino de la innovación, de incorporar profesores jóvenes, de motivar y apoyar las iniciativas de emprendimiento le han dado una nueva formación a lo que es la ejecución de la carrera como tal”, destaca.
 
Finalmente, tras haber participado en distintos fondos y concursos durante su época de estudiante en la Universidad de Santiago, señala que lo que busca actualmente es ir traspasando estos conocimientos a los estudiantes, para que comiencen a motivarse en la investigación.
 
“Espero que los chicos puedan ir postulando y motivándose en estos temas, que se atrevan. Creo que la mejor etapa para hacer estas cosas es cuando eres estudiante”, comenta.
 
Por Estefanía Ibaceta González